Now Playing Tracks

Algún dia tendré fuerzas para hablarte sobre mi.

Algún día podrás mirarme y saber el porqué de tanta tristeza, el porqué de tanta felicidad.

Algún día te diré todo lo que me haces sentir, todo lo que no he podido sentir…

Algún día te miraré a los ojos y tú me mirarás a mi, sin armaduras, sin absurdas caretas.

Algún día querré ser yo, y querré que tú estés a mi lado para ayudarme.

Algún día soñaré mi vida, algún día viviré mi sueño.

Algún día necesitaré que me abraces, algún día necesitaré abrazarte.

Algún día cuando nada tenga sentido, te miraré y todo tendrá sentido.

Algún día cuando todo tenga sentido, desearé que nada lo tenga…

Algún día lloraré por ser como soy contigo, algún día lloraré por ser como soy conmigo.

Algún día sabrás todo lo que no te cuento, algún día lloraré todo lo que yo siento.

Algún día perderé el miedo a mi propia vida, algún día simplemente, ganaré.

Algún día podré reír sin tristeza, llorar con alegría, o simplemente reir, o simplemente llorar…

Algún día todo será como he deseado, como he pensado, como he imaginado.

Algún día puede que nunca llegue, algún día puede que haya llegado ya.

Algún día puede que haya pasado.

Algún día siempre estará por llegar…

Algún día, Manuel Muñoz Sánchez (Manolo Chinato)

(Source: agreenmisfitgirl)

(..) Y decidiste olvidarlo. No te resultó fácil, pero lo lograste. Te diste cuenta que había llegado el momento, ese que tanto temiste, estaba consciente de que te esperaba tormentas, dolor, y muchas lágrimas por derramar. Tenías que tomar una decisión; era él o tú. Así que te marchaste sin mirar atrás, con un único objetivo en mente; olvidarlo.
En el proceso aprendiste a lidiar con tus demonios cuando silenciosamente te atacaban por las noches; obligándote a revivir cada momento que pasaste a su lado. Cada recuerdo era más que una tortura. Pasabas horas acompañada de la soledad. Te hiciste amiga de la melancolía, y hasta de vez en cuando le invitabas un café, sin azúcar, bien amargo. El silencio se convirtió en el único testigo de tus llantos, de tu sonrisa fingida, de ese ‘’estoy bien’’ que se escapaba de tus labios cuando alguien te preguntaba qué tal estaba, pero en realidad por dentro te moría, lenta y dolorosamente. De tanto vacío que había en tu alma, deseaste fundirte con la oscuridad, ser parte de ella. Había días que preferiste no tener memoria, querías volar, pero tus alas se encontraban rotas; anhelaste un beso suyo, pero decidiste reprimir cada deseo, cada impulso que te hacían querer buscarlo, saber de él. Te mirabas en el espejo tratando de encontrarlo, pero te percataste que ya no estaba en tus ojos.
Sí, amiga mía, cuanto te costó el olvido, aprendiste a base de dolor que es mejor retirarse dignamente a seguir insistiendo ser parte de la vida de alguien que no te quiere en la suya. Ahora estás feliz, te encuentras volando al compás del viento, cantando al unísono de las aves, bailando al son del olvido.
-Señorita Occidental
(via senoritaoccidental)
We make Tumblr themes